¿Qué es el pellet?

Un pellet es una pequeña pieza de madera compactada que funciona como combustible para las calderas de biomasa. Si estás buscando una buena caldera de biomasa en Gracalor encontrarás las de la mejor calidad, y con los precios más competitivos del mercado, para que puedas mejorar tu calefacción y optar por una opción más limpia.

Los pellets están compuestos por madera, astillas y aserrín, los cuales se reúnen de los derechos forestales y se compactan sin adición de ningún producto químico. Estos se usan como fuente de energía para calefacción con una gran calidad de combustión, una baja cantidad de cenizas y un precio bastante favorable.

¿Cómo se fabrica un Pellet?

Estas piezas de combustible se obtienen de la compresión mecánica de aserrín, haciendo que se tengan piezas de forma cilíndrica. Están compuestos por desechos del procesamiento de la madera, y no se hace ningún corte de árboles para la fabricación de los pellets.

Por este motivo, son una fuente de energía que es completamente renovable, y que no requieren de ningún tipo de químico para mantenerlo unido. Esto debido a que la resina natural presente en la madera es más que suficiente para pegar el pellet de una forma efectiva. Estos suelen ser de 3cm y tienen un diámetro que va de 6 a 10mm.

Son una fuente de energía ecológica

Al utilizar pellets en las calderas de biomasa, se tiene un combustible que es completamente renovable y que no tiene emisiones de CO2 más que las que libera la planta que se usó en la fabricación. En todo caso, al no tener ningún tipo de productos químicos estos no liberarán sustancias tóxicas por su combustión.

Además, cuentan con una excelente calidad de combustión y un gran poder calorífico, produciendo muy poca ceniza. Por este motivo, es una fuente de energía ecológica y confiable que te permitirá contribuir con el medio ambiente.

Ventajas de utilizar los pellets

  • Son más baratos que los combustibles fósiles
  • No es necesario talar árboles
  • La mayoría de estufas y calderas que encuentras en el mercado están completamente automatizadas
  • Ocupan muy poco espacio para su almacenamiento
  • Son 100% naturales y no generan residuos tóxicos o malos olores
  • Casi no produce humo, por lo que no necesitarán una gran chimenea para expulsar los gases
  • Mientras se conserven secos, los pellets no caducan y se pueden almacenar por mucho tiempo sin que vayan a perder sus características.

Desventajas de los pellets

A pesar de que los pellets tienen muchas ventajas, no todo es positivo, y estos tienen algunas desventajas a considerar:

  • El uso de los pellets debe hacerse únicamente en estufas fabricadas para este tipo de combustible o no tendrás buenos resultados
  • Pueden ser más costosos que la leña, aunque su poder calorífico también es superior
  • Debes tener un pellet de buena calidad, porque de lo contrario no tendrás un buen rendimiento
  • Al contacto con el agua pierden sus propiedades, por lo cual necesitas un lugar seco para el almacenaje

Sin embargo, estas desventajas son muy pocas y fáciles de manejar. Por lo cual los pellets son una herramienta fantástica de gran poder calorífico.