La nueva realidad inmobiliaria sigue siendo llena de oportunidades

Los bancos y los pisos embargados

El último lustro ha hecho que se modifique para siempre el panorama inmobiliario del mercado español. Hasta los mismos cimientos del mercado han llegado a tambalearse por tal situación, se han llevado consigo muchas realidades y a su vez muchos dogmas que en otros tiempos parecían indiscutibles, pero se han abierto unas puertas a nuevas oportunidades, sobre todo en el mercado inmobiliario.

Antes del estallido de la denominada burbuja inmobiliaria, el mercado inmobiliario estaba concentrado en las manos de las agencias inmobiliarias y aunque existían bancos que vendían viviendas o pisos de bancos a sus clientes, la autonomía total del mercado inmobiliario era completamente de las agencias inmobiliarias.

El estallido de la denominada burbuja inmobiliaria cambio la realidad del poderío que tenían las agencias inmobiliarias, un montón de empresas del sector empezaron a desaparecer, en realidad lo que sucedió fue que se realizó una limpieza de las buenas y malas empresas inmobiliarias, lo cual le dio entrada a otros operadores inmobiliarios como lo son las entidades bancarias.

Uno de los nuevos grandes operadores inmobiliarios fue la banca. Una banca que de golpe se encontró con un amplio stock de bienes inmuebles en su poder; todos procedentes de embargos de casas y pisos de bancos de personas que no pudieron soportar el precio de las hipotecas y embargos de promociones inmobiliarias.

Este boom ocasionado por el mercado inmobiliario ha beneficiado a miles de personas que han podido adquirir una casa o piso a precios bajos mediante la negociación con los bancos, los cuales ofrecen una financiación de hasta el 100% y un periodo de amortización que puede llegar hasta los 50 años; todo esto ha animado a las familias que desean tener una nueva casa a optar por acudir a los bancos para comprar su vivienda.

Con todo esto podemos deducir que los bancos se han convertido en un operador inmobiliario más, ya que tiene una amplia cartera de pisos de bancos, las cuales están a la venta a favorables precios, por lo que los futuros clientes tienen una gran oportunidad de adquirir vivienda nueva y de este modo tener un lugar fijo donde establecerse junto a sus familias.