Contratos de exclusividad: pros y contras

Los contratos de exclusividad suelen entenderse mayormente como algo positivo. Por lo que parece que manifiestan que la compañía que nos ofrece este tipo de tratados nos considera tan inapreciables que quiere blindar nuestra elección y recompensar nuestra valía.

Pero a veces no todo es lo que parece, así que toma nota que te mostraremos los pro y contras de dichos contractos

Contratos de exclusividad: pros.

Menor tiempo de venta

Al vender una propiedad, el plazo de su venta se lleva a cabo a través de la firma de un contrato de exclusividad con una agencia, oscila entre los 3 y los 6 meses.

Además, este periodo depende de varios factores, como sus características, la zona en la que está ubicado el inmueble, la inversión, el interés en la comercialización o el nivel de demanda que exista en ese momento.

Sin embargo, se ha evidenciado que el plazo de venta se ve imperceptible que si existe exclusividad con una agencia inmobiliaria. Es decir, es más rápido.

Mejor precio por la vivienda

La propiedad su precio va a depender de la promoción que se cree del inmueble. No obstante, la exclusividad con una agencia inmobiliaria certifica que la vivienda que se oferta a un magnífico precio en el mercado, puesto que supone una mayor claridad y máxima transparencia para los compradores.

Garantía y seguridad

Este tipo de contratos están enfocados a proteger los intereses de la venta, por lo que, para garantizar y otorgar seguridad, el agente inmobiliario responsable del mismo ha de conocer la propiedad con detalle, tanto sus características como sus cargas o situación legal.

Del mismo modo, la agencia deberá instruirse primero y asesorar posteriormente respecto a mercado, precio, competencia, tendencia, bienes que ofrece, honorarios del encargo y, sobre todo, de las responsabilidades y obligaciones acordadas.

Contratos de exclusividad: contras.

Permanencia

La venta de una vivienda a través de este contrato supone establecer una relación de permanencia fija con la agencia inmobiliaria. Además, esta etapa de tiempo vararía, por lo que recomiendan a los proveedores no establecer plazos de duración muy largos, ya que podría resultar en honorarios costosos.

Confianza en la agencia

Por otro lado, la cesión de la venta en exclusiva a una agencia inmobiliaria concede para el vendedor formar una relación de confianza hacia esta organización, que muchas personas no están dispuestas a llevar a cabo.

En este sentido, el agente tendrá que visitar la residencia por lo general cuando el propietario no esté, además de publicitar su hogar e intermediar en los términos económicos del precio final.

Como habrás visto, los contratos de exclusividad suelen ser muy efectivos, pero si todavía tienes dudas, puedes acudir a  Arxus agencia inmobiliaria, una fuente sumamente confiable.