Consejos para evitar el calor en tu vivienda

Se va acercando el verano, y con él las deseadas vacaciones, el buen tiempo, las entradas y salidas de casa…. Y el calor. Porque sí, todos estamos de acuerdo en que los meses de junio, julio y agosto son plenamente disfrutables, pero también traen consigo un aumento de las temperaturas para las cuales no todos los hogares están preparados.

Para que la temporada estival no se te atragante pegado al sofá, te traemos algunos consejos para evitar las altas temperaturas en nuestro hogar, desde contar con una empresa de reformas integrales en Barcelona que nos climatice la vivienda hasta cómo conservar fresca cada estancia.

Soggiorno con aria condizionata

Imagen: adaptareformas.com

El cerramiento: clave para conservar la temperatura

Lo principal que nos debe preocupar a la hora de evitar una alta temperatura en nuestra casa es que ésta sea hermética y no tenga fugas en caso de contar con aparatos de aire acondicionado, o que sea capaz de ofrecer sombra en las horas claves y frescor a la noche gracias a un apropiado sistema de cierres.

Para ello unas buenas ventanas herméticas y unas persianas que faculten su uso correcto (bien cerradas durante las horas de calor y que faciliten el tránsito de aire a la noche) resulta imprescindible incluso antes de introducir otros medios como la climatización automática.

Otros sistemas como los toldos en terrazas o unas buenas cortinas que eviten que el sol incida con fuerza en nuestras habitaciones son otros recursos que fácilmente nos ayudan a evitar que nuestra casa se convierta en un horno.

Instalar aire acondicionado es casi una obligación

Seamos sinceros: no se trata de un lujo. Si viviéramos en la montaña o en zonas donde la incidencia del clima no fuera tan acusada en verano sí que podríamos hablar de capricho el contar con aparatos de aire acondicionado. Pero en climas mediterráneos, donde a la incidencia de las altas temperaturas se le suma un alto grado de humedad que potencia la sensación térmica, puede resultar verdaderamente incómodo aguantar altos grados en algo que nos debe resultar confortable como es nuestro hogar.

¿Recuerdas cuando el microondas era algo sofisticado e innecesario?, ¿Y el móvil? No pienses que ahorras por no tener aire acondicionado: úsalo con cabeza y apenas notarás su incidencia en la factura.

Cuenta con profesionales que te orienten

Para que cada medida sea la solución y no un agravio, es importante contar con profesionales que nos ayuden en la instalación de sistemas de climatización.

Un aparato de aire acondicionado situado en una zona donde el calor incida con fuerza o cerca de un punto de fuga puede causar que se tenga que sobreforzar su uso para notar sus beneficios, y con ello también sobreforzar la factura. Contar con un equipo profesional que te asesore no sólo con el lugar de la instalación, sino también con el sistema adecuado (centralizado, multisplit, inverter…) te ayudará a tener una casa fresca sin apenas sobrecostes.

¿Has pensado en hacer uso de la domótica?

No hace falta contar con un sistema automatizado que responda a cualquier orden (aunque tiene su utilidad en el caso de la subida y bajada de persianas), pero un simple termostato que te permita programar la temperatura exacta a la que la casa se conserva fresca (sin sensación de frío ni de calor) e incluso programable para que cuando llegues no tengas que forzar el aire acondicionado no sólo te ayuda a despreocuparte para sentirte confortable a cualquier hora, sino que te permite ahorrar. Y es tan sólo un ejemplo de lo que supone la domótica hoy día.