Con licencia para actuar

Todos presentan necesidades en su vida, ya sea de trabajo, de comida, de vivienda, de estudios, etc.

Existen sujetos mal intencionadas que se aprovechan de las personas cuando tienen una necesidad, lamentablemente la desesperación hace que estas personas se dejen envolver y hasta lleguen a  ser estafadas porque no se  molestan en confirmar la legalidad del sujeto que quiere falsamente ayudar.

Cuando se solicita los servicios de un profesional, se debe tener la certeza que esta persona tiene la credencial como profesional para prestar el servicio requerido.

Cuando se contrata los servicios de investigación privado se debe confirmar que posean las credenciales necesarias para ejercer esta profesión legalmente.

En detectives privados en zaragoza, disponemos de la TIP  (Tarjeta de Identidad Profesional) para ejercer dentro del marco vigente de la legalidad.

 

Contratando a los mejores

Cuando se escucha la frase de detective privado, se viene a la mente imágenes de películas y dibujos animados en donde aparece un detective o investigador privado.

La realidad es otra, son profesionales regulados por un Decreto-Ley de Seguridad Privada. En este decreto se  le otorga al detective privado la figura de testigo documentado a nivel procesal penal, en donde lo faculta a presentar los informes en un tribunal como prueba.

El detective privado se caracteriza por la seriedad en su labor, la calidad y discreción al vigilar y seguir su objetivo lo hace confiable para los clientes que contratan el servicio de investigación.

En detectives privados en Zaragoza, disponemos de la TIP para que los clientes particulares, empresariales  y profesionales, sientan la seguridad que han puesto en manos de  profesionales su requerimiento, el cual es manejado con la más estricta discreción y profesionalismo que caracterizan al grupo de investigadores.

Los clientes reciben al final de la investigación un informe detallado con soporte de fotografías entre otros.

 

Liberar la mente de dudas

Ante la duda es mejor tomar decisiones correctivas a tiempo, ya sea confrontando directamente al individuo que ha incurrido en la falta  y llegar  a un acuerdo mutuo, o ya sea  que se requiera  el servicio de profesionales  para  la investigación y documentación en el caso solicitado.

Cualesquiera de las dos alternativas a tomar, hay que actuar con madurez y ética. Lo importante es  resolver el conflicto a la brevedad, evitando traumas que afecten la tranquilidad mental y física de uno o varios individuos, ya que estas no tienen precio. Libera la mente de cualquier duda.