¿Qué es la terapia cognitiva-conductual?

Al hablar de psicoterapia, existen muchos tipos de terapias que pueden ser bastante interesantes como la terapia cognitiva-conductual. En especial porque esta ayudará a que se tome conciencia de los pensamientos imprecisos o negativos, con lo cual se pueden visualizar las situaciones exigentes con mayor claridad, respondiendo a ellas de una forma efectiva.

Sin duda esta es una herramienta muy útil, incluso si se utiliza en solitario para tratar los trastornos de salud mental como el estrés, el TEPT o algún trastorno de la alimentación. Es un tipo de terapia que puede ayudar a las personas a aprender cómo manejar las situaciones de estrés de la vida de una forma realmente efectiva y sencilla.

¿Para qué se utiliza la TCC?

Esta es una terapia que se utilizará para tratar una gran gama de problemas, y que está orientada a problemas específicos. En todo tipo, esta terapia es una gran herramienta que permite abordar los desafíos emocionales de cada paciente de una forma óptima.

Además, esta también permite que se pueda dar un tratamiento efectivo a los problemas de salud mental. En muchas ocasiones esta terapia se debe combinar con otros tipos de terapias psicológicas para que se puedan tener unos buenos resultados con cualquier tipo de paciente.

Riesgos de la terapia cognitiva conductual

Esta es una terapia que presenta pocos riesgos, pero con la cual puedes sentirte incómodo en ciertas ocasiones. Esto debido a que esta es un tipo de terapia que te permitirá explorar tus sentimientos y emociones, así como experiencias dolorosas.

Por este motivo, debes estar consciente de que es posible que llores, te angusties o que te enojes en alguna sesión difícil. Por este motivo, debes tener claro que esta debe ser abordada por un terapeuta cualificado, porque así reducirás los riesgos de que algo vaya a salir mal y podrás hacer frente a cualquier situación.

tratamientos corporales reductores

Tratamientos corporales reductores que detienen el paso del tiempo

tratamientos corporales reductores

¿Alguna vez has escuchado acerca de los tratamientos corporales reductores? Si has acudido a centros estéticos o salones especializados en embellecimiento, con seguridad debes haber oído sobre algunos de estos procesos. De no ser así, lee a continuación lo que te traemos.

Todos sabemos que, con el pasar de los años y a pesar de que nuestro cuerpo se encuentre saludable, las huellas del tiempo van quedando. Por tal razón, es necesario que nuestro aspecto físico, se vea libre de desgaste y para eso se requiere de algunas intervenciones que no necesariamente tienen que ser quirúrgicas.

Hay diversos tratamientos que han sido concebidos para reducir eficazmente algunas señales de degeneración corporal, como las arrugas, las estrías, las celulitis, la flacidez de la piel y la destonificación muscular. Todas las técnicas empleadas para mejorar el aspecto de cada uno de estos signos de desgaste físico van evolucionando conforme avanza la ciencia y la tecnología.

Contra las arrugas

La piel del rostro no siempre se mantendrá sana y firme, por ello estimular los procesos naturales de drenaje linfático, producción de la elastina y del colágeno, es primordial. Por suerte, existen los tratamientos de Radiofrecuencia y Cavitación, que permiten con ultrasonido de baja intensidad y ondas electromagnéticas, el favorecimiento de procedimientos naturales para disminuir, detener y hasta revertir, tales estragos.

Borrador de estrías

El transcurrir de los años aguarda calladamente en hacerlas aparecer. De repente un día teníamos unos muslos tersos, y al cabo de un tiempo aparecen las temidas estrías. Surgen a raíz de múltiples factores, pero lo importante es asegurarse que desaparezcan con el tratamiento adecuado.

Músculos sin tonificación y piel flácida

Son otros de los signos de deterioro que se debe abordar. Los métodos pasivos que tonifican los músculos y reafirman la piel, son siempre bienvenidos para estas zonas. No obstante, una alimentación balanceada y rutinas de ejercicios debe ser una constante.

Celulitis y grasa localizada   

Celulitis, ese problema estético tan temido por las damas, tiene solución, puesto que gracias a los avances es factible abordarlo con varias técnicas. La criolipólisis, el tratamiento lipolítico reafirmante y la presoterapia, son algunos de los métodos empleados con alta efectividad.