Recomendaciones para comprar un piso sobre planos

El sector inmobiliario en nuestro país vuelve a resurgir. Tras el batacazo sufrido durante la crisis, las licencias expedidas para la construcción de obra nueva incrementaron notablemente durante el año 2016. Y es que, frente a lo que se pueda pensar, comprar un piso sobre planos sigue siendo una de las opciones más atractivas para el comprador.

Actualmente muchas oferta de las inmobiliarias ya se hacen sobre planos al no estar aún terminado los edificios. Esto ocurre en las regiones donde más se ha recuperado la construcción, como es la costa mediterránea y en especial en las inmobiliarias de baleares.

Aspectos a tener en cuenta y la interpretación de planos

Al afrontar una compra de este tipo, se deben considerar determinados aspectos con el fin de no cometer ningún error. La interpretación de los planos no es algo trivial. En ellos debería aparecer la distribución más exacta de la vivienda, los m2 útiles de cada estancia (tanto interior como exterior) y la orientación. Si se acompaña de una memoria de calidades y se especifican las cotas de las estancias, así como la forma de pago, se facilitará en gran medida el trabajo. Además, es conveniente corroborar, mediante nota simple, la titularidad del solar, que se disponga de licencia de obras, o que esté inscrito en el Registro de la Propiedad. Todo lo demás ya se podrá pactar a posteriori, como por ejemplo modificar una distribución, cambiar instalaciones eléctricas o tomas de luz de lugar, entre otras.

Los aspectos legales que amparan a los compradores ante este tipo de operaciones quedan recogidos en la Ley 20/2015 de 14 de julio, que modificaba a su predecesora, la Ley57/1968, de 27 de julio. En su apartado de garantías en la compra de vivienda sobre plano, establece un límite temporal del momento en el que surge la obligación de garantizar, mediante aval bancario, todas las cantidades entregadas a cuenta.

Comprar pisos sobre planos tiene innumerables ventajas y no tiene por qué ser una decisión desafortunada. Teniendo en cuenta los límites legales y las recomendaciones aportadas, se sabrá en todo momento lo que se está firmando.