Peritos en construcción: reformando los ambientes

peritos en construcción

La compra-venta de bienes inmuebles se ve seriamente afectada en los tiempos de crisis económica; pero, estas mismas circunstancias benefician las reformas y mucha gente se entrega entonces con fervor a modificar su domicilio, permaneciendo en él. Diversos problemas surgen a consecuencia de ello, siendo el principal que el dueño de la casa pretenda ser el maestro de obras cuando lo aconsejable es recurrir a unos peritos en construcción.

El jefe de familia, en general, trabaja la jornada completa afuera y aunque tenga muy buenas intenciones, de esta manera no es posible controlar a los albañiles, fontaneros, carpinteros y decoradores que pululan por el hogar. Las llamadas telefónicas no son suficientes; ni tampoco el horario libre del que dispone, por lo que los resultados no suelen satisfacer las expectativas.

Sin contar con el hecho de que pudiera suceder que fuera un experto en el tema, mas lo común es que se trate simplemente de alguien que sabiendo lo que quiere tener al final, carece de la preparación y la experiencia para llevarlo a cabo con éxito, con lo cual termina estresado y con un alto grado de frustración.

Afortunadamente un perito en construcción resuelve con eficacia toda esa problemática. Este es un profesional universitario con la formación requerida para:

  • Guiar sobre los detalles tecnológicos, jurídicos y económicos involucrados.
  • Diseñar y ofrecer ideas respecto a los cambios necesitados; identificando lo deseable y lo imprescindible.
  • Reconocer trabas o inconveniente ocultos de la edificación como filtraciones u obstrucciones en las tuberías, impermeabilización en mal estado, fugas de gases o termitas en la madera.
  • Ofrecer una solución oportuna a las dificultades anteriormente mencionadas.
  • Estimar los costes asociados a una renovación separando los renglones de mano de obra y materiales.
  • Mostrar las mejores opciones y precios existentes en el mercado.
  • Y por último, conseguir el personal apto para realizar la labor, dirigiéndolo en cada una de las etapas del proceso.

En conclusión, contratar al perito en construcción idóneo garantizará que el proyecto de reforma de la vivienda marche sobre ruedas, en tiempo y dinero, y no se convierta en ningún caso en un quebradero de cabeza para sus habitantes.